SER PADRINO DE VUELO NO IMPLICA UN COSTE PARA LA PERSONA QUE SE OFRECE, SÓLO DEBE ENTREGAR AL ANIMAL EN EL AEROPUERTO DE DESTINO.

Dado que el índice de adopciones en España no es suficiente para compensar las altas tasas de abandono, prácticamente la mitad de los animales acogidos se encuentran el ofrecimiento de colaboración de una persona que vuela , ya sea por vacaciones o por trabajo, nos ponemos en contacto con las familias para organizar la recogida del animal en el aeropuerto  de destino. Una vez confirmada la recogida, hacemos la reserva del animal llamando a la compañía aérea correspondiente y un voluntario se acerca al aeropuerto a llevar al animal o animales que viajarán con el padrino de vuelo. Este voluntario se encargará de facturar al animal, abonar todos los costes adicionales del animal y acompañar al padrino de vuelo hasta que el animal haya sido embarcado. , el padrino de vuelo sólo tendrá que esperar al animal en la cinta correspondiente y sacarlo a la sala de espera donde estará la familia o el representante de la asociación  para recogerlo. A los padrinos de vuelo se les facilita uno o varios teléfonos de contacto por si no se encontraran en el aeropuerto por cualquier causa (siempre es algo excepcional) y teléfonos de emergencia en España para consultar cualquier eventualidad familia fuera de nuestras fronteras.